Un recorrido por Zaragoza


Paseando por Zaragoza, haciendo todos los recorridos culturales, que nos han recomendado. Los museos, las iglesias, los principales edificios y monumentos históricos de la ciudad y después de haber paseado por su centro, sus plazas, jardines. Comido en sus restaurantes, tal vez los más tradicionales, recorrido la zona de tapeo, no sin probar las cañas y las deliciosas tapas, en distintas terrazas claro, sólo para tener punto de comparación.

Ahora ya estamos listos para buscar el lado más alterno de la ciudad, ese que ya no grita tradición sino multiculturalidad, pero claro esto siempre es con un toque bien marcado del singular ambiente aragonés, aún más específicamente zaragozano. Y es así como finalmente, o desde un principio, todo depende de lo que busque el visitante, llegamos al Barrio Magdalena, en el mismo casco antiguo que ya conocemos tan bien. Entre el Coso Bajo y la Calle San Vicente, alrededor de la Plaza de la Magdalena, la iglesia de estilo Mudéjar que también responde al nombre de la Magdalena pero ya santificada, de testigo. Este barrio, en dónde viven muchos musulmanes, gitanos y africanos. Es un sitio tiene una gran variedad de centros culturales, con una atractiva programación de conciertos y otros eventos culturales. Algo interesante son las famosas casas de té árabe.

Vía: Ayuntamiento de Zaragoza

Goya, su paso por Zaragoza


La ciudad de Zaragoza tiene una gran cantidad de museos dedicados a las bellas artes. Y si de pintores importantes de la historia hablamos uno que es muy importante y que tiene mucho que ver con esta hermosa ciudad es el prolífico Goya. Este pintor que desde la infancia fue marcado por el entono zaragozano. La familia poseía una casa en la calle Moreira que ahora es la calle Teniente Coronel Valenzuela. Sus primero estudios fueron en esta ciudad en el colegio de los Padres Escolapios. Y sus primeros pasos en el alto oficio de la pintura fueron en los talleres de Luzán y de Francisco Bayeu quien era su cuñado.

La vasta obra de Goya la podemos encontrar en diversos museos y edificios de la ciudad como en el Museo de Zaragoza ubicado en la Plaza de los Sitios al 6. En la Basílica de Nuestra Señora del Pilar, que es un sitio obligado dentro de la visita a la ciudad. También está en el Museo Camón Aznar en Expoz y Mina al 23. El Palacio Arzobispal; la Colección IberCaja ubicada en la Plaza del Paraíso número 2 y la Real Sociedad Económica de Amigos del País, en San Jorge 8, 1.

Vía: Ayuntamiento de Zaragoza

El Palacio de la Real Maestranza de Caballería


Uno de los Monumentos más importantes de Zaragoza es el Palacio de la Real Maestranza de Caballería, que se encuentra ubicado en la calle Domer. Este edificio que data del s. XVI, es de gran belleza, podemos resaltar la importancia de su fachada. Que tiene elementos que son muy característicos de los edificios de esa época. Como la entrada que posee un majestuoso arco de medio punto. La Galería de arcos doblados. Esta es una típica casa- palacio de estilo renacentista aragonés, que marcaba la nueva tendencia de la ciudad del s. XVI y que se diferenciaba de manera muy amplia con las fachadas y estilos anteriores de la arquitectura zaragozana. Con sus ventanas rasgadas, y sus alerones de madera muy clásicos. Los huecos con rejas en la planta baja.

Para tener una aproximación más profunda y poder adentrarnos en su historia y estilo, recorrer sus elegantes interiores, sus salones, escaleras, sus terminaciones en yeso. Podemos solicitar una visita guiada. Los sábados y domingos de 11 a 14h. el costo es de 2 euros. Pero los jubilados entran gratis y los niños y familias o grupos grandes 1.50 euros. Tiene fácil acceso a algunas áreas para gente con poca movilidad.

Vía: Real Maestranza de Caballería de Zaragoza

Zaragoza y sus sabores


Definitivamente una de las formas más deliciosas de conocer una región, de cualquier lugar del mundo es por sus sabores, en otras palabras por su comida. Y qué mejor si el sitio tiene una rica tradición gastronómica. La oficina de turismo de Zaragoza tiene una serie de recorridos que parten especialmente de la comida.

El primer recorrido se llama Saborea Zaragoza. Este recorrido te lleva a conocer todos los productos de la región. La historia y la cultura se mezclan al compás de los sabores de los platillos locales. El tour contempla visitas al mercado central en dónde comparten los secretos de las compras de los productos valencianos, necesarios para degustar de las mejores recetas. También la visita al Museos de la Torre Nueva y al Taller de la Alimentación de la Calle Indiscreta. Ofreciendo degustaciones de la Casa Montal y de las Bodegas Almau, que son dos de los establecimientos más conocidos y de renombre de Zaragoza. Este Tour se lleva a cabo los sábados a las 11 de la mañana. Es importante consultar, las fechas, costos y disponibilidad, ya que algunos sábados del año se suspende. El otro es el Chocotour, que es particularmente delicioso, y que como su nombre indica es alrededor del chocolate.

Vía: Ayuntamiento de Zaragoza

Los Galachos de Juslibol: belleza al aire libre


Gracias a la gran riqueza natural que posee Zaragoza. Podemos asegurar que visitar esta hermosa ciudad nos puede ofrecer muchas opciones de visita, tanto los recorridos históricos culturales, (que son una obligación, pero placentera, por supuesto) como los recorridos por los distintos parques y paisajes naturales que se dan gracias a los entornos montañosos, sus bosques, hermosos valles y los ecosistemas que se desprenden del río Ebro.

Un lugar que es altamente recomendable es El Galacho de Juslibol, este Monumento tanto ecológico como cultural está situado en las entidades rurales de Alfocea, Juslibol, y Monzalbarba. A sólo 5 kilómetros de la ciudad de Zaragoza, a la orilla izquierda del Ebro. Este es un meandro abandonado con posterioridad a la inundación que sufrió el río Ebro en 1961. Este paisaje que tienen una extensión muy amplia de aproximadamente 100 ha. Contienen una gran riqueza en la variedad de su vegetación, a pesar de ser de los galachos más recientes de este río es de los que tienen más importancia. Y esto se debe a la riqueza ecológica y a la proximidad urbana. Una verdadera belleza natural que hace de este paisaje un remanso. Lugar ideal para relajarse en medio de la naturaleza.

Vía: Ayuntamiento de Zaragoza

El Tubo, calles para disfrutar


En Zaragoza como en todas las ciudades españolas tradicionales, se tiene la costumbre de hacer una vida social muy fuerte. Al atardecer todos salen en busca de unas ricas tapas y una buena caña o copa de vino. En esta ciudad se pueden encontrar distintos lugares donde tomar y comer algo rico y pasar un excelente rato. Simplemente con recorrer el centro, o la zona costera, o cerca de la Universidad, los lugares saltan a la vista y al paso del caminante, pero es más fácil si uno sabe que hay una zona tradicional para estos efectos y costumbres.

Las calles Libertad y Estébanez, Mártires, 4 de agosto y sus alrededores, antiguamente eran los sitios clásicos de tapas, y en los últimos años han vivido un resurgimiento de esta costumbre. Incluso hay un par de lugares viejos que aún prestan servicio y son lugares básicos para visitar y beberse algo a la salud de Zaragoza. Esta zona es conocida como El Tubo, y se puede llegar a esta serie de calles, pasando por la Plaza España. Podemos sentarnos a tapear en el antiguo lugar El Plata, o las Bodegas Dalmau, la Casa Hermógenes, o en los establecimientos nuevos. Salud.

Vía: Ayuntamiento de Zaragoza

Restaurante Montal: gastronomía de lujo


La comida aragonesa es una de las comidas tradicionales y típicas de España que gozan de gran prestigio en el mundo. Si se está en la bella Zaragoza no se puede perder la oportunidad de comer en el elegante y tradicional Restaurante Montal. Ubicado en la calle de la Torre Nueva al 29, en pleno centro histórico de la ciudad, muy cercano a la Plaza del Pilar, la Plaza España y el Mercado Central. Este restaurante no es sólo increíble, porque tienen un menú de comida tradicional y regional, de alta calidad y exquisitez incomparable, que se caracteriza también por ser comida de productos estacionales.

También es increíble por el edificio en el que está asentado. Es un palacio del renacimiento aragonés, que su construcción abarca desde el s. XV hasta el s. XVII. Un lugar soberbio para disfrutar de una gran comida y atención. Otros servicios que tienen son los de catering, se puede organizar un almuerzo con la certeza de que la comida que se servirá será de la misma calidad. Y actualmente tienen la tienda gourmet que puede ser un lugar ideal para que el visitante lleve productos aragoneses de la más fina selección. Incluso se puede realizar la compra on line.

Vía: Restaurante Montal

La Lonja de los Mercaderes


La Lonja de los Mercaderes en Zaragoza es una joya que da muestra de la arquitectura renacentista de la región. El conjunto fue diseñado por el arquitecto más importante de la ciudad de la época, Juan de Sariñena. Con una Iluminación exacta que ayuda a acentuar cada detalle, muy propio del estilo renacentista. Las impresionantes columnas del maestro cantero Juan de Segura. Las bóvedas de crucería estrellada en el interior, parecen un trabajo de brocado y encajes. Construido a mediados del s. XVI. Se realizó como un edificio civil dónde poder hacer transacciones mercantiles. Por su monumentalidad y gran belleza, sirvió como modelo para obras del mismo estilo y con los mismos fines.

Su dirección es en la Plaza del Pilar, y tiene un horario de martes a sábado de 10 a 14 h. y de 17 a 21, cierra los lunes y los domingos por la tarde. Se encuentra ubicada entre el Ayuntamiento y el Palacio Arzobispal, actualmente depende del Ayuntamiento y se realizan exposiciones en este edificio, siendo considerado como una de las principales salas de exposición de Aragón. Con exposiciones de gran interés histórico y por supuesto artístico, para los habitantes y visitantes del sitio.

Vía: Ayuntamiento de Zaragoza

Recorrido turístico por Zaragoza


En la bella ciudad de Zaragoza podemos encontrar entretenimiento durante todo el día y durante todos los días que dure nuestra estancia en la capital aragonesa. Esta ciudad es un hibrido bien logrado entre tradición y modernidad.

Durante el día, uno puede hacer increíbles recorridos por el casco viejo, es importante realizarlos a pie y con calma y a veces es lindo poderse perder un poco entre las calles antiguas, dicen que no hay mejor forma de conocer una ciudad que perderse en ella. Igual podemos tener con anticipación una guía útil de sitios, casas, museos y los monumentos más importantes, sin olvidar las plazas y parques. Vistar la Seo, La Lonja de Mercaderes, el Palacio de la Aljafería, las Termas Públicas de Caesaraugusta, la Básilica del Pilar, San Juan de los Panetes, Arco y casa del Deán y podríamos seguir enumerando.

Y después de hacer todas las visitas a estos lugares que nos transportan en el tiempo y nos llenan de placer. Después de que comienzan a doler los pies por el recorrido imperdible, entonces llega el momento de tomar unas cañas con unas tapas. Después hay que salir de marcha, la ciudad ofrece distintos lugares con todo tipo de ambiente. Apto para todo gusto.

Vía: Ayuntamiento de Zaragoza

Turismo en Zaragoza

La ciudad de Zaragoza, en la Comunidad Autónoma de Aragón, es una de las ciudades más bonitas y más prósperas de toda España. Su belleza arquitectónica, que abarca prácticamente más de 2.000 años de historia, es uno de los atractivos para los visitantes. Ruinas romanas, edificios medievales, renacentistas, neoclásicos del siglo XIX y torres del siglo XX conforman una parte de su patrimonio, en donde se conjugan la tradición y la modernidad.

La ciudad cuenta con todo tipo de servicios y comodidades para los turistas, que pueden encontrar opciones para todos los presupuestos. Además del tesoro histórico que ofrece la ciudad, las fiestas que se celebran a lo largo de todo el año, son también una excusa perfecta para visitarla.

Estas fiestas suelen contar con la participación de todos los habitantes de la ciudad, convirtiendo a toda la urbe en un gran centro festivo. La ciudad cuenta además con una importante oferta cultural, en donde los teatros, los cines, las corridas de toros y el fútbol ocupan un lugar destacado.

Una opción muy tentadora para quien visita la ciudad, es el recorrido por las áreas rurales que la circundan, donde se pueden encontrar fincas antiquísimas y disfrutar de la gastronomía aragonesa.

Vía: Zaragoza