Zaragoza y su clima

Zaragoza y su clima, aunque cuando nos decidimos por visitar un lugar pensamos en lo que más nos atrae del mismo, quizá sea su historia, quizá sean sus monumentos, quizá su cultura, pero también influye el clima, algunas veces demasiado tórrido para algunos gustará a otros, otras tantas demasiado frío cautivará a otros, así que planeando una vacación también nos pensamos en el clima, aunque debemos asumir que cuando nos entusiasma conocer un lugar podemos sortear los rigores del clima, por el solo hecho de disfrutar una interesante estancia.

Zaragoza ciudad histórica y milenaria, tiene todo lo que puedas esperar de una gran vacación, historia, gastronomía especial, zonas de desbordante naturaleza, ciudad milenaria que aúna su pasado de gran importancia histórica con su modernidad de hoy. El clima suele ser semidesértico, y los meses más fríos de diciembre a febrero cuando ocurren heladas y la temperatura baja para inviernos muy frío. En cambio,  los veranos son cálidos llegando en ocasiones a  los 35 °C y 40 °C  en algunas ocasiones. Pero aún en invierno extremadamente frío y verano sumamente cálido Zaragoza ofrece una postal de la naturaleza aragonesa que se disfruta enormemente…puedes pensarte abrigado en ese viaje a Zaragoza, y en esos grados bajo cero que trae una mañana de frío invierno, pero la experiencia maravillosa que experimentas cuando te acercas a la ciudad…el Ebro, la Catedral del Pilar…bien vale ese abrigarse mucho si es invierno.

Imagen; Wikipedia

También te interesará:

Zaragoza disfrutar la noche de verano

Iglesia de San Gil Abad en Zaragoza

Embalse La Tranquera en Carenas Zaragoza

Embalse La Tranquera en Carenas Zaragoza, distante apenas de Zaragoza, 112 kms, se encuentra Carenas, un pequeño poblado de las afueras de Zaragoza que tiene pocos habitantes, algunos monumentos de interés y sobretodo un entorno natural que en verano se hace propicio para el disfrute de la naturaleza, y en el mismo se encuentra el Embalse La Tranquera, construido en 1960 y conocido también como “El pantano de La Tranquera” sobre el río Piedra.

El Pantano de la Tranquera, es un lugar ideal para los que quieren una escapada cercana a la ciudad de Zaragoza y un punto perfecto para disfrutar del verano con un baño, pescar, caminatas por los alrededores, disfrutar el sonido de las aves en el cielo aragonés luminoso del verano y admirar la naturaleza especial que abunda en el lugar.  Un paseo de olvidar la rutina para adentrarse en ese paisaje aragonés del que tanto te han hablado y está esperando por ti.

Imagen; Wikipedia

También te interesará:

Baños de Seron en Calatayud Zaragoza

Zaragoza y su chocotur

Mausoleo de Fabara

Mausoleo de Fabara, los vestigios de la época romana de la antigua Caesaraugusta están presentes tanto dentro de la ciudad de Zaragoza como en los municipios de su área rural, en donde muchos se encuentran como muestra de la riqueza cultural de este entorno de Aragón y en Fabara a 127 kms de Zaragoza, población de pequeña cantidad de habitantes pero que data nada menos que del año 5,000 antes de Cristo se encuentra el llamado Mausoleo Lucio Emilio Lupo conocido también como Mausoleo de Fabara una muestra de la arquitectura funeraria romana.

Declarado Monumento Histórico Artístico de Aragón, el Mausoleo que en el pasado era nombrado también como Casa de los Moros, se trata de una construcción funeraria en el área rural de lo que era la Zaragoza romana y que se encuentra en buen estado de conservación pese a que muchos lo sitúan en el siglo II de nuestra era que lo hace un monumento muy antiguo. Se ignora quién era Lucio Emilio Lupo a quien está dedicado como se observa en su fachada. Un hermoso monumento que no puede dejar de admirarse cuando al visitar Zaragoza se puede armar una escapada a Fabara donde también hay más vestigios romanos.

Imagen: Wikipedia

También te interesará:

Castillo de Bijuesca en Calatayud

Monasterio de Rueda en Zaragoza

Sástago en Zaragoza

Sástago en Zaragoza, se encuentra ubicado en la comarca de la Ribera Baja del Ebro, es un pequeño poblado en las afueras de la ciudad de Zaragoza, dsitante 64 kms, que tiene hermosos paisajes y se convierte en un lugar agradable en donde hacer una escapada turística mientras se visita Zaragoza, sus inicios se remontan al siglo III antes de Cristo pero fue en la época medieval cuando los musulmanes construyeron en Sástago, un castillo y con él conformaron una pequeña villa, de la que quedan hoy algunos importantes monumentos.

Hay que recorrer Sástago en Zaragoza en una caminata que permita disfrutar de sus monumentos, evidencia de la época medieval como la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Pilar que data del siglo XVII del mismo siglo data el Castillo de la Palma que desde un torreón vigila la ciudad. Existe también una torre vigia circular que solía utilizarse para vigilar el entorno de Sástago.  El Fortín, la Ermita de Montler, y el admirado Monasterio de Rueda, cuya construcción que duró considerable tiempo empezó en 1182, y que se constituye en un complejo arquitectónico de los más admirados en Aragón.

Imagen: Wikipedia

También te interesará:

Moros en Calatayud Zaragoza

Plenas Zaragoza escapar al paisaje aragonés

Nuez de Ebro, pueblos tradicionales de Zaragoza

Hoy nos alejamos un poco de la ciudad capital de Zaragoza para conocer más a fondo el interior y uno de sus atractivos pueblos llamado Nuez de Ebro.

Se trata de un municipio pequeño, no supera los 800 habitantes, y se encuentra al sur de los montes de Alfajarín, un escenario natural increíble para un pequeño pueblo que se yergue orgulloso con sus construcciones tradicionales y su plaza principal.

La acequía de Urbán acerca las aguas del río Gállego desde el siglo XII en que fue construido. El casco urbano de Nuez de Ebro se extiende entre la autopista y la ruta, y por esa razón es una de las localidades mejor conectadas de la región.

De paseo por Nuez de Ebro tienes que visitar sus edificios históricos, como la Casa Consistorial o la Iglesia de San Martín construida en el siglo XVI con rasgos de la arquitectura mudéjar.

El pueblo también es conocido por haber sido hogar de algunos de los cantadores de jota más famosos de Zaragoza, como Juan Antonio y Gerardo Gracia, o las hermanas Peiré y Dionisio Labasa.

Vía: nuezdeebro

Moros en Calatayud Zaragoza

Moros en Calatayud Zaragoza, haciendo ese recorrido por la Zaragoza rural es fácil llegar a Moros, en la Comunidad de Catalayud, apenas distante de la ciudad de Zaragoza, 113 kilómetros. Un pueblo del interior de Zaragoza que tiene la belleza de los poblados rurales aragoneses, y si todos son atractivos poblados, entre ellos el más, Moros, que ofrece una romántica estampa a orillas del río Manubles, de casas encaladas y blancas que se lucen ante el sol, con sus tejas color tierra y el aire perfumado por los rosales y flores que adornan los exteriores de las casas, y los colores de los huertos.

Hay en Moros en Calatayud Zaragoza, monumentos como la Iglesia de Santa Eulalia que data del siglo XV, los restos de un castillo, y se dice que Moros fue construído por órdenes del rey Ayubb y destinado a ser su hogar mientras llegaba la temporada de caza. Es un bonito lugar a donde pasar unos días de paseo, respirar aire puro, admirar el paisaje, probar la gastronomía y desconectar con las prisas del presente.

Imagen: Wikipedia

También te interesará:

Zaragoza dísfrutala con una ruta a tu medida

La Almunia de doña Godina en la Zaragoza rural

Plenas Zaragoza escapar al paisaje aragónes

Plenas Zaragoza escapar al paisaje aragonés, ciertamente que visitar Zaragoza nos permite el disfrute de muchas cosas, su historia, su gastronomía, su vida actual de gran ciudad, cómoda y moderna pero también nos permite el retomar el disfrute de lo natural, llenar nuestra mirada con el paisaje aragonés, y visitar los alrededores, esos pueblos que en sus calles por momentos parecen haber detenido el tiempo para llevarnos a un pasado lleno de historia, de romance, de personajes que hoy son célebres…

Y si hay que visitar un entorno que tiene ese encanto, de pequeña ciudad rural, en medio del campo aragonés, sin duda es Plenas en Zaragoza, apenas 78 kms de Zaragoza, de fácil acceso, apenas más de 100 habitantes, lo que la hace un entrañable rincón del norte español, tiene eso sí su rico pasado evidente en su casco histórico, a donde se pueden admirar la Iglesia Parroquial Nuestra señora de la Piedad que data del siglo XVI, el Santuario de Nuestra Señora de Carrascal cuya construcción barroca rural llevó nada menos que cinco siglos, existen los restos de un antiguo castillo y un Museo en la casa de la que fuera heroína de la independencia, Manuela Sancho y Bonafonte.

Una visita que se hace con calma, el trayecto te permitirá disfrutar de los paisajes de Zaragoza, olvidar la rutina, y aprovechar para conocer un pueblo netamente aragonés, en donde por momentos ya les digo, pareciera que el tiempo en sus calles se hubiera detenido…historia y naturaleza.

Imagen: Wikipedia

También te interesará:

Zaragoza un paseo por Ateca

Zaragoza para visitar Novallas

Zaragoza un paseo por Ateca

Zaragoza un paseo por Ateca, tiene tantos atractivos de tan distinto interés Zaragoza, que la hacen uno de los destinos más cautivantes en Aragón. Y esa visita a Zaragoza te permite visitar las ciudades cercanas a la misma, como Ateca en la comunidad de Calatayud, distante de Zaragoza 100 kilómetros, y que tiene un atractivo casco histórico y un paisaje típicamente aragonés que invitan al disfrute de la naturaleza, sus tradiciones, su gastronomía.

Ateca es aunque una pequeña ciudad, una ciudad con una historia que se remonta al año 250 antes de Cristo cuando era una ciudad celtibera llamada Alce, y esa larga historia la evoca su mismo nombre de orígen árabe que significa “antigua”.  Tiene Ateca en Zaragoza, algunos monumentos que evidencian su pasado mudéjar como las Torres de Santa María, San Martín y el Reloj. Un recorrido por el centro de la ciudad nos llevará a admirar otros puntos de interés en la misma, la Casa Consistorial que data del 1629, el Castillo, la Torre del Reloj. Y si la visitas en septiembre podrás disfrutar de su fiesta mayor dedicada a la patrona de la ciudad, la Virgen de la Peana.

Imagen: Wikipedia

También te interesará:

Mequinenza para visitar la Zaragoza rural

Mirador de Escoplé para admirar el paisaje de Aragón

Zaragoza para visitar Novallas

Zaragoza para visitar Novallas, hay que aprovechar la visita a Aragón, para disfrutar de sus pueblos del interior, que como ciudades modernas de hoy tienen todas las comunidades para darte una vacación cómoda y atractiva pero como entornos de rico pasado histórico también te permiten disfrutar de sus monumentos, su rica gastronomía y sus fiestas de mucha tradición, y uno de ellos sin duda Novallas, distante apenas 95 kilómetros desde Zaragoza marchando de la ciudad y pasando por Tarazona estarás rápidamente en esta localidad, cuyas casas a lo lejos ya nos invitan al disfrute de un pueblo aragonés, se puede llegar fácilmente en autobús y en tren.

En Novallas Zaragoza, hay mucha tradición ligada a su pasado mudéjar, y monumentos de gran importancia, como el Castillo de Novallas, la Iglesia de Nuestra señora de la Asunción, la Casa de Novallas, la llamada Fuente Vieja. Y celebraciones que provienen de siglos atrás, quizá la más emblemática la llamada “El encierro andando” una tradición que data del 1800 y que se celebra cada septiembre. No te prives de visitar la localidad cuando vengas a Zaragoza, y no dejes de recorrer sus calles con historia y disfrutar sus ricos platillos.

Imagen: Wikipedia

También te interesará:

Mequinenza para visitar la Zaragoza rural

Zaragoza disfrutala con una ruta a tu medida

Mequinenza para visitar la Zaragoza rural

Mequinenza para visitar la Zaragoza rural, distante a 135 kilómetros de Zaragoza, en la Comarca del Bajo Cinca se encuentra Mequinenza, que según estudios data nada menos que de tiempos prehistóricos. Su belleza natural es evidente desde que te acercas a la ciudad que se encuentra junto a los ríos Ebro, Segre y Cinca. Una ciudad agrícola y ganadera que también debido a su atractivo tiene una importante industria turística. Tiene un bonito monumento que orgulloso se alza sobre un precipicio y que desde lejos puede apreciarse, como señalando a todos donde se encuentra la ciudad, y es el Castillo de Mequinenza construído entre los siglos XIV y XV con estilo gótico como un Palacio Fortaleza del señorío de los Montcada pero anteriormente fue una fortaleza árabe.

Hoy en día puede admirarse el Castillo de Mequinenza que se encuentra en buenas condiciones y es el destino de muchas visitas turísticas. Pero la gastronomía de la ciudad es también otro de sus grandes atractivos, con ricos platillos aragoneses como la olla barrechada, sin duda que es todo un deleite visitar y hacer turismo gastronómico. Pero en Mequinenza Zaragoza, el entorno natural es ideal, y por eso resulta también muy atractiva, para la práctica de los deportes acuáticos como la pesca, remo, esquí acuático y el senderismo por sus parajes llenos de vegetación.

Imagen: Wikipedia

También te interesará:

La Almunia de Doña Godina en Zaragoza rural

Mirador de Escoplé para admirar el paisaje de Aragón