Novedades en los autobuses de Zaragoza

autobus-zaragoza

La ciudad de Zaragoza está atravesando importantes cambios en el trazado del transporte urbano. La inauguración de la primera línea del tranvía modifica las rutas de las principales líneas de autubuses internos y ahora para moverse por la ciudad habrá que conocer los nuevos esquemas.

Las críticas no paran de llover al alcalde de la ciudad y su equipo de gobierno, principalmente a la sección dedicada al transporte público. Los usuarios sostienen que los recortes de trayecto de las líneas de autobuses no se entienden, y además obligan a hacer más transbordos lo que repercute en el bolsillo de los viajeros.

En el nuevo reordenamiento del transporte urbano desaparecen las líneas 20 y 45. También hay importantes cambios de recorrido en 11 líneas muy utilizadas: 22, 23, 28, 31, 40, 42, 43, 44, 52 y 56.

Los autobuses internos de la ciudad de Zaragoza pasan de 354 líneas a 315 y algunos distritos de la ciudad se ven severamente afectados por la imposibilidad de acceso directo a ciertas zonas, entre los barrios y localidades más afectados encontramos: Actur, Universidad y zonas rurales.

La Ciudad de la Justicia también es una de las zonas afectadas ya que no se termina de entender cómo será la conexión de los servicios de transporte. ¿Nueva lluvia de críticas para el alcalde de Zaragoza?

Vía: Estacionzaragoza

Zaragoza para visitar


Zaragoza pertenece a la comunidad de Aragón, y en ella hay muchos municipios a los cuales podemos visitar, y podemos asegurarnos unas vacaciones de ensueño. El Palacio de la Aljafería fue construido a mediados del siglo XI. Dentro de la ciudad de Zaragoza como residencia de los reyes hudíes de Saraqusta. Era un palacio de recreo, con la arquitectura característica árabe, que deja la huella islámica hispana, y su mayor importancia se encuentra no sólo en su belleza sino que es el único testimonio que se conserva de la época de los Taifas. La Torre del Trovador, que es muy famosa y parte de lo que le da un carácter al palacio que es único es la edificación más vieja, y su fecha de construcción es del s. IX. Fortaleza de defensa con un plano rectangular y cinco espectaculares pisos.

Por otro lado podemos visitar el Castillo Colegiata de Alquezar. Este se encuentra en la provincia de Huesca, también de la región aragonesa. En la ciudad de Alquezar que fue llamada así por el castillo Al-Qasr, un amurallado que como todos era para defensa de la ciudad. Y por obvias razones fue declarado Monumento Artístico Nacional en 1966. Este castillo está colocado sobre una peña rojiza tan majestuosa como la edificación.

Vía: Web del Ayuntamiento de Zaragoza

Parque Nacional del Monasterio de Piedra


Uno de los lugares imperdibles de esta maravillosa región es el Monasterio de Piedra, en el Parque Natural, que aunque no es un parque público es muy visitado en Europa, de hecho podríamos decir que es el más visitado de los parques privados. Y esto se debe a que está privilegiadamente bien ubicado, en un sitio donde la naturaleza hizo un gran despliegue de belleza, el verde y el agua dan al visitante un cuadro de campiña perfecto. Justo lo que componen las mejores fotografías de unas buenas vacaciones. Vegetación, cuevas, cascadas y riachuelos que se desprenden del río Piedra, el agua que corre constantemente dando toda una sonoridad al paisaje. También hay manantiales subterráneos. Un lugar para aprovechar en familia, haciendo caminatas por los espectaculares parajes.

Como por ejemplo el famoso Lago del Espejo, es verdaderamente una belleza que por supuesto encontraremos en este Parque Nacional. Se puede llegar a este lago al atravesar varias de las cascadas, para finalmente llegar al remanso que ofrece El Espejo que refleja el paisaje bucólico. Este Parque es una de las áreas protegidas la red de espacios de Aragón, y fue en el año de 1945 que fue declarado como paisaje pintoresco.

Vía: Web del Monasterio de Piedra

Parques Nacionales


A muy pocos kilómetros de Zaragoza podemos llegar al increíble Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, en donde podemos encontrar un lugar de belleza especial. Nos referimos al Cañón de Añisclo una belleza que ha sido obra de la naturaleza, de la cual (la naturaleza) podemos disfrutar a gran escala en este parque. El verde valle en el que se encuentra fue absorbido por el parque en 1982. Se entra a él por el lado de la localidad de Escalona a la cual tenemos que llegar por Ainsa o desde Torta por una carretera muy tranquila que nos lleva a hacer un recorrido por una serie de pueblos pintorescos. La carretera por la que nos acercamos al cañón sigue la trayectoria del río Bellós.

Por otro lado encontramos el Valle de Benasque otro sitio de la región, de profunda belleza. Ubicado en el extremo más oriental del Pirineo de la Comunidad aragonesa que un trozo de su territorio integra el Parque Natural Posets-Maladeta, enmarcado por el pico Aneto. La capital del valle es la villa de Benasque, en donde hay casas antiguas que datan del siglo XVI. Perfecto todo el año. En invierno lo más importante es el esquí en Cerler.

Vía: Web del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido

Casablanca, distrito 12 de Zaragoza


Hacia el sur de la ciudad de Zaragoza, camino hacia la autopista que comunica la ciudad con Valencia se encuentra el distrito llamado Casablanca, junto al barrio denominado Valdespartera. El nombre del distrito es una consecuencia del edificio de color blanco, como su nombre lo indica, que se encuentra ubicado junto a las esclusas del Canal Imperial de Aragón.

Este canal data del siglo XVIII y sirve tanto para el riego como para la navegación y une las localidades de Fontellas en la provincia de Navarra y Fuentes de Ebro en la misma Zaragoza. El encargado de la construcción fue el famoso intelectual iluminista Ramón Pignatelli, doctor por la universidad de Zaragoza, cuyo objetivo, que no pudo realizar, era el de unir el mar Mediterráneo con el Océano Atlántico, utilizando para ello al río Ebro. Las esclusas del Canal Imperial que se encuentran en Casablanca son una maravilla arquitectónica de hace más de dos siglos y que atrae tanto a curiosos como a turistas, que desean admirar los trabajos realizados durante el período de la ilustración en España. El canal sigue siendo utilizado hoy día, principalmente para tareas de regadío, en una zona donde la producción agrícola es de las más importantes de todo el país.

Vía: Ayuntamiento de Zaragoza – Junta Municipal de Casablanca

Barrios rurales: Garrapinillos


El espacio rural en la zona cercana a la ciudad de Zaragoza tiene un encanto particular que amerita visitar y recorrer, percibiendo la belleza del lugar y la hospitalidad de sus habitantes. Garrapinillos es un barrio rural, con cierta autonomía política, que pertenece al municipio de Zaragoza y por lo tanto a la Comunidad Autónoma de Aragón. Distante a escasos 9 kilómetros de la capital y pese a las múltiples vías de comunicación, autopistas (es la que llega al aeropuerto) y rutas, el pueblo conserva un encanto y es ideal tanto para recorrer a pie o bien en bicicleta, disfrutando del ambiente.

Uno de los lugares para visitar es la denominada Balsa de Larralde, que es un sistema de lagunas, es decir un espacio natural en donde habitan múltiples especies de aves, donde a la sombra de los álamos se puede disfrutar de una vasta y apacible tranquilidad. En Garrapinillos se celebran en el año dos fiestas locales, una dedicada a la Virgen del Carmen, el 16 de julio y la otra dedicada a la patrona del pueblo, Nuestra Señora del Rosario, que se festeja el 8 de septiembre, ambas durante el verano. Durante los días de fiesta, el pueblo se llena de actividades que duran toda la jornada y en las que se involucran todos los vecinos y es una oportunidad única para conocer el verdadero carácter de Garrapinillos.

Vía: Portal de la Alcaldía de Garrapinillos

Peñaflor de Gállego, un pueblito pintoresco


Zaragoza se encuentra rodeada de pueblos pintorescos y que poseen una fuerte identidad aragonesa, en donde lo rural y lo urbano se entremezclan en perfecto equilibrio. El ambiente bucólico del campo se conjuga con las numerosas conexiones que mantiene con el mundo de la metrópoli; vínculos que en muchos casos penetran muy profundamente en la historia.

Peñaflor de Gállego es uno de esos pueblos encantados, bendecidos por la cultura y la naturaleza, varios de sus edificios se remontan a la Edad Media y al Renacimiento. Incluso hay registro arqueológico de la Epoca Romana y se sospecha que por allí pasaba la calzada romana que unía Caesaraugusta con Lérida y también la que comuncaba con Los Pirineos. La iglesia de Nuestra Señora del Coro de los Angeles fue declarada Patrimonio de la Humanidad y si bien tiene varias reconstrucciones, su parte más antigua data del siglo XVI. Otro monumento muy importante, también de la época renacentista, es la Cartuja de Aula Dei, que fuera declarado Monumento Nacional en 1983. Entre sus tesoros se encuentran 11 murales pintados, en el siglo XVIII, por el genial artista plástico Francisco de Goya. Los alrededores de Peñaflor de Gállego conservan la belleza natural de lugar; la ribera del río Gállego con sus bosques y montes son un lugar ideal para emprender caminatas o paseos en bicicleta.

Vía: Página web de Peñaflor de Gállego

Los rincones de Nuévalos


Nuévalos
es una pequeña población de la provincia de Zaragoza, y este sitio tiene varios atractivos, entre los que se destaca especialmente el Monasterio de Piedra que fue construido entre los siglos XIII y XVIII, por los monjes cistercienses que provenían del famoso Monasterio Poblet. Y es por está construcción que se prolongó en tantos años que podemos apreciar, y asombrarnos con los estilos arquitectónicos que claramente están marcados. Estos estilos son el majestuoso gótico y el intrincado barroco. El Monasterio fue fundado en el año 1194 y estuvo dedicado a Santa María de la Blanca. Es de una belleza espectacular y es por eso que en el año 1983 fue catalogado como Monumento Nacional. Pero a pesar de que predominan estos dos estilos podemos encontrar también otras huellas culturales es su arquitectura, como alguna torre almudéjar, o algún vestigio prerromano. Un lugar para pasear y disfrutar del sitio en el que está ubicado que por supuesto está declarado como Histórico y esto desde 1945.

Y es que a parte del monasterio y los atractivos histórico-culturales que ofrece Nuévalos, también nos podemos encontrar con el paisaje del Parque de la Piedra, que está a muy pocos metros del monasterio. Cascadas, ríos vegetación y arquitectura.

Vía: Parque Natural del Monasterio de Piedra

Los rincones de Zaragoza


Zaragoza es una ciudad de mucha belleza. Y en la actualidad, se ha agregado una serie de servicios e infraestructuras propias de cualquier ciudad cosmopolita. Conviviendo los monumentos y la arquitectura histórica de la región con la arquitectura contemporánea, y que al mezclarse le dan toda una gran personalidad única a la ciudad zaragozana.

Pero al irse convirtiendo en una urbe moderna, no perdió de vista la importancia de la tradición y la cultura. Otra cosa no menos importante es que en la planeación urbana que ha seguido Zaragoza ha contemplado también la importancia de que tanto los zaragozanos como los visitantes puedan andar, pasear y vivir una ciudad que está hecha para las personas y no para los autos. Muchas plazas, jardines listos para recibir a los que quieran sentarse a la sombra de sus árboles. Calles dispuestas para los caminantes y rutas urbanas diseñadas para moverse por toda Zaragoza en bicicleta, ya sea propia o alquilada. Y para eso está el sistema de Bizi, donde se pueden alquilar bicicletas en una estación y dejarla en la estación más cercana a nuestro destino. Todo un método de abonos temporales o anuales, según sea la necesidad. Una ciudad verdaderamente para disfrutar sin padecer tantos autos y humo.

Vía: Portal de la Ciudad de Zaragoza

Zaragoza: ciudad juvenil


Zaragoza tiene mucho para los jóvenes, su marcha es variada. La vida nocturna no se agota en una sola noche. Algunos de los lugares que podemos recomendar visitar son de los más populares. Como en toda ciudad andaluza en el centro histórico hay una zona grande de bares, terrazas para comenzar la noche entonándose con un par de copas, y tapas para seguir de largo la noche, también hay una serie de pubs que tienen música no sólo flamenca, sino electrónica en cualquiera de sus variantes y especialidades. Esto es la llamada Zona, que va desde la calle del Paseo de Sagasta hasta la Avenida de la Constitución. También está el casco en el casco antiguo con su epicentro de fiesta en las Plazas San Felipe y justicia. Después están las calles aledañas como la famosa Moncasi en dónde se pueden visitar numerosos establecimientos de música de diversas tendencias, desde el pop hasta el punk.

La variedad en la fiesta no se agota ahí, y si nos dirigimos hacia los territorios universitarios, en Bretón podemos tomar una copa, estos sitios son para un público menos juvenil, ya son perfectos para beber una copa y charlar tranquilamente. Y aún nos quedan más sitios para visitar.

Vía: Sitio de Discotecas en Zaragoza