Campanadas nocturnas en Zaragoza


Como parte de la historia de Zaragoza está la historia del campanario de la Iglesia de San Miguel, mejor conocido como El Campanario de los Perdidos del s. XVI. Gracias a sus campanadas nocturnas, hacía que el regreso a casa fuera posible para aquellos que se perdían en la niebla en las afueras de la ciudad y las orillas del río Huerva, tratando de hacerse con trabajo una mejor vida.

Estas campanadas aún perviven por la tradición y como un detalle hermoso de la ciudad y el recuerdo. Ahora lo único que guían es a los “perdidos” nocturnos que van en busca de música y una buena copa. Espectáculos tradicionales, folclóricos y también alternos. Es así como podemos llegar a al a calle Prudencio al número 7 y adentrarnos en el bar que lleva el nombre de la leyenda, La Campana de los Perdidos.

Esté lugar de dos plantas y dos escenarios, fundado en 1989. Hecho entre amigos y para amigos, que restauraron un edificio muy antiguo, respetando el estilo medieval. Ofrecen desde el miércoles hasta el domingo una cartelera nutrida que empieza después de las fiestas del Pilar de la ciudad, o sea desde finales de octubre hasta principios de julio.

Vía: Redaragon


Deja un comentario


(*) Requerido, Tu email no será publicado